¡Igualdad a la vista!


Un día fui invitado a almorzar en el Club de la Armada en Santiago, llamado El Caleuche. Es interesante que su nombre viene de un barco fantasma legendario de la Patagonia, en el lugar observé que sus manteles llevaban la inscripción “Hic deletur omnis dissension” cuya traducción del Latín es “Esto impide cualquier desacuerdo”.


Según el amigo que me invitó a almorzar en este agradable club, me explicó que el significado de los manteles es que no importa el rango de los marinos, cuando están en el club no hay diferencias entre ellos, ahí son todos iguales. Sin duda que la idea de promover un ambiente de igualdad donde los marineros y almirantes puedan fraternizar es interesante, pero lo que si sería desafiador es que esas diferencias no volviesen a existir al salir de ahí.


Escribiendo a los Gálatas el Apóstol Pablo les propuso esta posibilidad diciendo que, en Cristo no hay diferencias de raza ni de clases sociales o tampoco de género, pues todos son uno. Estas diferencias no deberían ser notadas cuando estamos adentro o afuera de las iglesias.


Sin embargo, la triste realidad es que esas diferencias aún existen en nuestra sociedad. Por ejemplo; los emigrantes continúan siendo tratados con desprecio, los pobres con indiferencia y las mujeres con inferioridad.


¡Siendo cristianos y estando en Cristo es nuestra responsabilidad cambiar esto! No podemos aceptar o ser conniventes con una falsa igualdad, así como los barcos fantasmas, existen pero luego desaparecen.


Debemos los cristianos ayudar a construir una sociedad donde verdaderamente las personas no sean tratadas con prejuicio, sino que puedan por doquier desarrollar su máximo potencial. Cada uno de nosotros puede y debe posicionarse en defensa y en favor de la justicia social. La Biblia enseña que la justicia social es seriamente considerada por Dios y por lo tanto también lo debería ser por nosotros.


  • ¿Alguna vez sentiste diferencia de trato en distintos ambientes?

  • ¿Qué puedes hacer para promover la igualdad en tu alrededor?


(Un en Cristo, Gálatas 3:28 – Amor por la justicia, Miqueas 6:8)

#Español

Posts Are Coming Soon
Stay tuned...

About me

Since 1983 I’ve been a Salvation Army officer where by God’s grace I’ve had the opportunity to serve in pastoral, administrative and leadership positions in South America, Europe and Africa.

Read more...

Follow

Home