¡La vida no es un juego!

En el juego “Director de Orquesta” los participantes se colocan en un círculo, escogiendo a uno de ellos para dirigir a los demás, el resto debe hacer el mismo sonido o gesto que él hace. Luego se trae a otra persona de afuera del círculo, se debe colocar en medio de todos los que hacen el mismo sonido o gesto, y este debe adivinar quién es la persona que los dirige.


Toma algo de tiempo que la persona traída de afuera del círculo identifique quién es el director. Cuanto mejor las personas del círculo imitan al director, más difícil se torna para el descubridor identificar quién es el director, pero lo logra después de algunos intentos.


Creo que muchas veces lo mismo sucede en las iglesias, cuando actuamos como el descubridor equivocado. Seguimos al imitador y no al director, y cuando el imitador se equivoca nos sentimos engañados por no haber mirado al verdadero líder.


Muchos en la iglesia se desaniman y hasta desisten de la fe cuando perciben los pecados de aquellos a quién consideran como referencia. Es importante entender que por más importante que sean, las personas que admiramos son apenas seguidores, que igual a nosotros también buscan identificar y seguir al legítimo líder que es el propio Señor Jesucristo a quién todos deben observar.


Más que un director de orquesta, Jesucristo es el Salvador y Señor de la humanidad; y más que un juego inofensivo, la vida es real y sus caminos poseen peligros. Por lo tanto, no podemos arriesgarnos siguiendo a otro sino aquél que es el referencial eterno.


Jesús no está entre nosotros como persona sino a través de su Santo Espíritu que fue enviado por Dios Padre para guiarnos en su ausencia. Puede parecer difícil discernirlo, pero la verdad es que podemos reconocerlo cuando nos enfocamos en aquel que lleva las personas a hacer el bien.


  • ¿Por qué los líderes humanos por veces nos decepcionan?

  • ¿Cómo identificas al liderazgo del Espíritu Santo?


(Liderazgo humano, 1Corintios 3:4-6 – Liderazgo del Espíritu Santo, Juan 14:25-26).

#Español

Posts Are Coming Soon
Stay tuned...

About me

Since 1983 I’ve been a Salvation Army officer where by God’s grace I’ve had the opportunity to serve in pastoral, administrative and leadership positions in South America, Europe and Africa.

Read more...

Follow

Home