Opinión Deformada


Durante una recién conferencia nos hicieron pasar por una interesante dinámica donde teníamos que escribir con la mano contraria a la que estamos habituados, o sea los que eran diestros tenían que escribir con la mano izquierda y los zurdos tenían que escribir con la mano derecha. Los resultados fueron las más horribles caligrafías ya vistas, prácticamente ilegibles. Impresionante como nosotros nos habituamos a hacer las cosas como hemos aprendido y cuando tenemos que hacerlas de otra manera nos perturbamos.


Mientras hacíamos ese ejercicio una hermana compartió que cuando era niña y escribía con la mano izquierda, su profesora la obligó a escribir con la mano derecha diciendo que los zurdos eran hijos del maligno. Si eso ocurriera hoy día, la profesora actuando de esa manera es quien probablemente sería considerada hija del maligno. Sin embargo, ni la niña ni la profesora deberían ser consideradas malignas.


La verdad es que con el pasar de los años nuestro entendimiento sobre los asuntos evoluciona y muchas veces nuestro parecer sobre los mismos llega a cambiar totalmente. Eso sucede con todos los asuntos, incluso los temas espirituales, cuanto más luz tenemos sobre una materia con más claridad la podemos comprender. Por ejemplo, la esclavitud que hoy día es totalmente abominada por la iglesia, en el pasado fue por ella ampliamente defendida.


El cristiano no puede quedar preso a ideales medievales inconsecuentes, tampoco abrazar conceptos modernos irresponsables. Lo antiguo no debe ser ingenuamente rechazado y tampoco lo nuevo precipitadamente abrazado, todo debe ser profundamente analizado. El seguidor de Jesús tiene que aprender a desarrollar una mente crítica que le permita siempre cribar las impurezas para quedarse con lo mejor. Una mente sin malicias o prejuicios, una mente igual a la de su maestro: la mente de Cristo. ¡Sigamos a eso!


¿Cuáles ideas del pasado debes conservar y cuáles abandonar?

¿Cuáles ideas modernas debes abrazar y cuáles rechazar?


(Renovar la mente, Romanos 12:2 – Examinarlo todo, 1 Tesalonicenses 5:20-22)

#Español

Posts Are Coming Soon
Stay tuned...

About me

Since 1983 I’ve been a Salvation Army officer where by God’s grace I’ve had the opportunity to serve in pastoral, administrative and leadership positions in South America, Europe and Africa.

Read more...

Follow

Home