Mis ojos te ven


Recientemente un amigo oficial nos invitó para una comida especial, una tarde de "curanto" en el campamento del Ejército de Salvación en Santiago. El curanto es un plato típico chileno que lleva papas, pollo, costillar de cerdo ahumado, longaniza y mariscos. Todo cocinado en la misma olla produciendo un sabor espectacular. Si no lo has probado, te lo recomiendo.


Durante esa sabrosa tarde sucedió una situación interesante, la pequeñita nieta de 3 años del oficial le preguntó a su mamá que también estaba presente, si podría ir a jugar más allá. La respuesta de la mamá llamó mi atención y me hizo pensar, la mamá le contestó a su hijita diciendo: “ve hasta donde mis ojos puedan verte!”.


Después de eso quedé observando la chiquilla que se distanciaba, pero siempre mirando a su mamá para ver si ella aún la veía. La pequeñita aprendió una tremenda lección que muchas veces nos cuesta entender como adultos, el hecho de ¡nunca alejarnos de la presencia del Padre celestial!


Como hijos de Dios muchas veces probamos los límites como niños, en lugar de priorizar permanecer en la presencia del Padre, nos arriesgamos a experimentar cuán lejos de Él podemos llegar sin caer. Esta actitud irresponsable nos lleva a situaciones peligrosas que pueden comprometer nuestra integridad espiritual. Por ejemplo, cuando nos dejamos llevar por nuestro orgullo, nuestra carnalidad, o nuestro materialismo.


Sin embargo, lo más importante es saber que nuestro Padre celestial siempre tiene un lugar a la mesa para nosotros. No importa cuán lejos nos hayamos distanciado y perdido, Él está siempre con los brazos abiertos dispuesto a recibirnos, perdonarnos y cuidarnos. No hay comida que se compare al banquete divino preparado con máximo cariño para nosotros por Aquel que más nos ama.


  • ¿Cuáles situaciones te alejan del Padre celestial?

  • ¿Qué puedes hacer para ocupar tu lugar en la mesa del Padre?


(Los niños y el Maestro, Mateo 18:2-5 – El hijo en la mesa del Padre, Lucas 15:22-24)


the

#Español

Posts Are Coming Soon
Stay tuned...

About me

Since 1983 I’ve been a Salvation Army officer where by God’s grace I’ve had the opportunity to serve in pastoral, administrative and leadership positions in South America, Europe and Africa.

Read more...

Follow

Home