Dios con Alzheimer


Alois Alzheimer fue el psiquiatra y neurólogo alemán que identificó por primera vez los síntomas de la enfermedad neurodegenerativa que conduce a la pérdida de memoria y que usualmente puede afectar a las personas con edad avanzada. Las personas con esa enfermedad pasan por un proceso gradual desde la pérdida superficial hasta la pérdida total de su memoria.


Mi abuelita tuvo esa enfermedad y nosotros sus nietos quedábamos sorprendidos como ella cada vez más se olvidaba de las cosas e incluso se olvidaba hasta de nosotros. Desde entonces la medicina ha hecho grandes avances en el tratamiento de ese mal, disminuyendo su efecto sobre aquellos que lo tienen y mejorando mucho su calidad de vida, pero aún no ha logrado su cura.


Al leer la Biblia pareciera que Dios sufre de Alzheimer pues en el libro de Isaías, en el Antiguo Testamento, dice que Dios no se recuerda de nuestros pecados. La verdad es que Dios no perdió la memoria ni la está perdiendo; la verdad es que Él intencionalmente quiso y quiere olvidarse de nuestros errores pasados para que tengamos la oportunidad de vivir un futuro diferente y más correcto.


Si Dios que es Dios actúa de esa manera ¿por qué será que nosotros tenemos tanta facilidad de recordar los pecados de nuestros hermanos y dificultad de perdonarlos y olvidar sus tropiezos para que puedan vivir un futuro diferente?


Dios no sufre de Alzheimer, pero rechaza recordar algo que ya perdonó. A través del sacrificio de Jesucristo en la cruz, Dios perdonó y perdona al pecador olvidándose por completo de sus pecados. Ese tremendo voto de confianza libera a la persona para vivir un futuro mejor y más sano sin las ataduras de sus fracasos anteriores. ¡Dios nos ha perdonado; ahora somos nosotros que debemos aprender a perdonar!


  • ¿Cuáles pecados te faltan confesar y pedir perdón a Dios?

  • ¿A quienes necesitas perdonar?

(El Dios olvidadizo, Isaías 43:25 – El Dios perdonador, Mateo 18:32-33)

the

#Español

Posts Are Coming Soon
Stay tuned...

About me

Since 1983 I’ve been a Salvation Army officer where by God’s grace I’ve had the opportunity to serve in pastoral, administrative and leadership positions in South America, Europe and Africa.

Read more...

Follow

Home