Alianza Resbaladiza

Mi familia se ríe de mí pues cuando camino o me paro, mantengo mi brazo y mano izquierda como si apuntase al suelo, manteniendo mi dedo índice extendido en dirección al piso y los dedos medio, anular y meñique doblados hacia la palma de mi mano. Literalmente como si estuviera apuntando hacia abajo.


Adquirí ese hábito cuando mi esposa y yo decidimos cambiar nuestras alianzas de casamiento por anillos más grandes ya que con el pasar de los años nuestros dedos quedaron más gordos por el aumento de peso. Previendo el futuro aumento corporal compramos alianzas mayores, el problema fue que la mía quedó demasiada holgada, entonces para que el anillo no se resbalara de mi dedo, acostumbré a caminar con mis dedos doblados.


Aunque al principio lo hacía intencionalmente para no perder mi alianza, el hecho es que doblar los dedos se convirtió en algo que hago hoy día inconscientemente y se tornó mi postura natural.


A pesar de que la biblia enseña que el matrimonio es la unión exclusiva y vitalicia entre un hombre y una mujer, actualmente los días han cambiado ese entendimiento y aquellos que aún buscan seguir la orientación bíblica se ven en una alianza extremamente resbaladiza. Tristemente muchos caen en la trampa moderna que estimula la traición del cónyugue y su reemplazo, y que estimula incluso la subcontratación de la creación de los hijos.


Cuidar mi matrimonio significa mucho más que caminar con mis dedos doblados para que mi alianza no se caiga, significa adoptar el estándar bíblico como meta para mi propio matrimonio, construyendo con mi esposa una relación saludable y placentera que perdure hasta la muerte.


Para aquellos que ya experimentaron el divorcio esto puede parecer una utopía, pero el Dios de gracia y misericordia es especialista en perdonar y hacer de lo imposible una realidad. ¡Créalo!


¿Qué piensas tú que puede destruir un matrimonio?

¿Qué piensas tú que puede construir un matrimonio?


(El camino matrimonial, Génesis 2:23-25 - El secreto relacional, 1 Corintios 13:4-6)


the


#Español

Posts Are Coming Soon
Stay tuned...

About me

Since 1983 I’ve been a Salvation Army officer where by God’s grace I’ve had the opportunity to serve in pastoral, administrative and leadership positions in South America, Europe and Africa.

Read more...

Follow

Home